DIAGNÓSTICO POR IMAGEN

A través de una microcámara y un monitor digital, ampliaremos la imagen 200 veces, con el fin de poder observar y aconsejar el tratamiento más acorde a la necesidad de la piel del cuero cabelludo y de tus cabellos.
Con las herramientas que nos brinda la tecnología en este estudio, podremos determinar con precisión las características reales en que se encuentra este conjunto cutáneo, y así, aplicar los componentes internos que necesita el cabello para lucir bello y radiante.